Juchitán de Zaragoza, Oaxaca

Reseña Histórica

Reseña Histórica

Fundación de ixtaxochixtlán.

Desde el punto de vista local, Juchitán ya era un asentamiento muy importante desde hace más de 1500 años A.C., conocido en esa época como Laguna Biahuidó entre los binnizaa o zapotecos del Sur del Istmo y es conocido actualmente como Laguna Zope por antropólogos como Judith Francis y Robert Zeitlin, quienes nos comparten los siguientes datos: Su primer asentamiento se situó en el margen del río Las Nutrias, se localiza en un sitio conocido como Laguna Zope, localizada a dos kilómetros al sur de Juchitán y a casi un kilómetro al este del río de los perros. Su antigüedad data de 1500 a 1100 años A.C. y por lo tanto es conocido como fase lagunita1. El ejército azteca continuamente realizaba expediciones hacia el sureste, acampaban en Ixtaxochixtlán bajo las frondosas sombras de los árboles de guie’ xhuba’, guanacastle, tapombo’, gulaberes y tamarindos, localizados al margen del río Guigu’ Bicunisa, que se caracterizaba por mantener su curso de aguas cristalinas donde abundaban las nutrias, conocido localmente como perro de agua, razón por la cual adquiere el nombre mal llamado de río de los perros. Con el paso del tiempo Ixtaxochixtlán va creciendo y su nombre original se modifica a Xochixtlán, posteriormente con la conquista española, se deforma el término a Xuchitlán, luego a Suchitán y finalmente se castellanizó a Juchitán, pero los frailes dominicos, con la intención de imponer la región católica lo vuelven a modificar por el nombre de Xhavicende-Juchitán, o sea “Debajo de San Vicente”, en honor al santo patrón San Vicente Ferrer, traído por ellos de España. El pueblo de Juchitán se fundó con los descendientes de aquellos valientes y decididos guerreros zapotecas que llegaron un día a aposentarse en las márgenes del caudaloso río Guigu’ Bicunisa. Su establecimiento en estas tierras tenía como misión la de observar los movimientos del ejército azteca en su paso al Soconusco, estos bravos guerreros tenían la consigna de combatirlos si venían en un plan hostil, posteriormente los diferentes asentamientos zapotecas y otras razas que se arraigaron se fusionan y se fortalecen, ésta es probablemente la razón de costumbres y que el zapoteca del sur del Istmo sea combativo y sepa defender sus derechos, conservando a la vez su lengua nativa, sus costumbres y tradiciones en el nacimiento, la vida y la muerte.

1 Jiménez López Gonzalo, Historia de Juchitán, Primera Edición en español 2000, D.R.COBAO, Oaxaca, Mexico. p. 8.
2 Jiménez López Gonzalo, Juchitán Testimonio de un Pasado Mágico, Primera Edición, Oaxaca, México, 2005, pp.15-16.

Historia de Juchitán de Zaragoza.

Juchitán fue fundada en 1480 por tropas del monarca zapoteca Cosijopí Sicasibí. El nombre Juchitán viene del náhuatl “Ixtaxochiltlán” que significa “Lugar de las Flores Blancas”. Durante algunos años también se llamó “Xhavizende”, zapotequización del español que significa “Lugar de San Vicente”. Fue declarada municipio por el Congreso del Estado el 15 de marzo de 1825. En esta ciudad fue asesinado Félix Díaz, hermano del entonces general Porfirio Díaz. Félix Díaz robó la imagen del santo patrono de la ciudad, San Vicente Ferrer. Al devolverla, la entregó mutilada de los pies. Cuando Félix Díaz se presentó de nuevo en el pueblo, fue hecho preso y linchado por los habitantes en el municipio vecino de San Blas Atempa. La historia de Juchitán está relacionada con su ubicación geopolítica, que la coloca como centro de comunicaciones y lugar de paso para los pueblos y pequeñas ciudades del Istmo de Tehuantepec, la parte continental más angosta entre el Océano Pacífico y Golfo de México en América del Norte (191 km). En 1834, “Che Gorio Melendre”, dirigió una revuelta en contra del gobierno de Oaxaca. La demanda de la revuelta era que se otorgara autonomía al municipio para administrar los yacimientos de sal al sur de Juchitán. La revuelta fue detenida por el surgimiento de la Guerra Mexicano-Estadounidense de 1847. Algunas tropas irregulares de Melendre se unieron a la resistencia contra la invasión estadounidense. Después de la invasión de Estados Unidos, el entonces gobernador de Oaxaca, Benito Juárez García, respondió las demandas de Melendre mediante el envío de tropas al pueblo con el objetivo de apagar la revuelta. Debido a los actos de resistencia, las tropas de Juárez quemaron las casas de Juchitán. El gobernador justificó en su informe de gobierno del mismo año que el incendio fue causado por los vientos de la región, que esparcieron el fuego sobre las chabolas de la población. El 5 de septiembre de 1866, durante la invasión francesa a México, los indígenas de Juchitán, Unión Hidalgo, San Blas Atempa e Ixtaltepec, vencieron al ejército francés de Napoleón III apertrechado en Tehuantepec. La mayoría de los soldados de Porfirio Díaz en ese entonces eran originarios de Juchitán. En 1910, ‘Che Gómez’ se unió a la revolución en apoyo a Francisco Villa y Emiliano Zapata. En diciembre de 1859, el gobierno del presidente Benito Juárez celebró el tratado McLane-Ocampo, que permitía el paso de tropas estadounidenses a través del Istmo de Tehuantepec. Sin embargo, el Senado estadounidense rechazó el documento porque estipulaba que si México era atacado de nuevo por alguna potencia extranjera, Estados Unidos se comprometería a defenderlo3. En contraste en 1932, Juchitán sufrió una de sus peores sequías al grado de que muchos pozos se secaron y otros se salaron, consecuentemente la ganadería sufrió bajas considerables, ante la primordial necesidad de satisfacer el consumo del agua, los habitantes de la población se vieron en la necesidad de ir al río y sobre sus márgenes hicieron pozos a cielo abierto de 70 X 70 centímetros por 40 de profundidad4. Anteriormente era conocida como Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, pero a partir del 5 de septiembre del 2006 cambia su nombre a Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, en honor a la batalla que llevaron los Juchitecos contra los franceses el 5 de septiembre de 1866, del cual lograron salir victoriosos5.

3 http://es.wikipedia.org/wiki/Juchit%C3%A1n_de_Zaragoza
4 Jiménez López Gonzalo, Juchitán Testimonio de un Pasado Mágico, Primera Edición, Oaxaca, México, 2005, P.31.
5 http://enciclopedia.us.es/index.php/Juchit%C3%A1n_de_Zaragoza_ (Oaxaca).